martes, 17 de enero de 2012

UN CUENTO...


Érase una vez una pequeña aldea llamada 18 de septiembre situada a lomos de una montaña en la que habían una hermosa casa, una palloza, un castillo y un lindo gatito dueño de todo…

Así podría comenzar la historia de mi nuevo aspecto. En mi entrada anterior no se me ocurrió explicar el por qué del dibujo pero Raquel tiene razón. Hay historias que merecen ser contadas y ella lo ha hecho muy bien en su blog. Así cobra más valor, si cabe, el significado del dibujo. Las que me conocéis bien habréis intuido que ese dibujo “soy yo” nada más verlo pero aquellas que no me conocéis tanto merecéis una explicación así que ahí va… 

Sé que me repito mucho y me prometí no volver a hacerlo pero no me queda más remedio que volver a poner eso de que soy catalana de nacimiento pero gallega de corazón y ese que veís ahí es mi especial villa ahora convertida en “maggica” villa gracias a Raquel. La casa es mi casa, la palloza es para situar la villa en un lugar en el mapa que no puede ser otro que Galicia, el castillo es el que identifica a mi adorado pueblo y el gato… es una especie de “leyenda” o dicho del lugar. Hay tantos correteando por ahí que las malas lenguas llaman de esta manera a los habitantes de “mi” pueblo así que sí, se puede decir que yo soy gata o como mínimo descendiente de gato. Y como no podía ser de otra manera esta “maggica” villa se llama 18 de septiembre en honor a este blog y a lo que conlleva esta fecha para mi.

Y colorín colorado este cuento se ha acabado. Prometo volver pero, esta vez sí, con algo nuevo de costura, bisutería...

5 comentarios:

Loliya dijo...

Qué calladito te lo tenías!!!!!!
Me gusta mucho. Felicidades a las dos.

Mabely dijo...

Que bonita historia¡¡ El castillo es lo que más me gusta, pero... también me gusta la palloza, la casa, el gato, las montañas... todo gallego¡¡ Y el verde...

Itsaso dijo...

Estoy deseando ir a ese pueblecito gallego lleno de gatos... ya sabes que yo soy más de perros, pero eso de "nos llevamos como el perro y el gato" son panplinas... miranos a nosotras... jejeje!!!
Un besazo!!

maritza dijo...

Mónica, qué historia más linda.
Te cuento que hace muuuchos años estuve con mi marido en Galicia y me encantó. Los paisajes son preciosos, todos tan verdes, me recuerda mucho a mi país. Tengo ganas de volver otra vez...un besote cariño

Nanny en Bilbao dijo...

¡¡Mira que te dije en el FB que me gustaba tu nuevo avatar y no sabía nada más!!. ¡¡Que despiste!!
¡Pues me parece aún más bonito al saber su historia!.
Verás, con mi proverbial ensimismamiento, ahora nada más entrar al Blog, me veo el dibu a lo grande y me quedo extasiada mirando detalles.... hasta que descubro a la autora. PEro ya empiezo a flipar cuando veo que en la flecha lo que pone es el nombre de tu BLog.....!!!
Me he quedado ojiplática y sin entender nada. (Nada nuevo).
En fin, y resumiendo: ¡¡¡que preciosidad y que detallazo!.
Lo de 'pallaza' no lo pillo.... O sea, que eres como los madrileños: Gato.
Bueno, un besín!