miércoles, 31 de agosto de 2011

Y DESPUÉS DE LAS VACACIONES... ¿QUÉ?


Hola gente ¿qué tal han ido vuestras vacaciones? ¿Ha sido muy dura la vuelta? Yo, por mi parte, llevo cuatro días dando vueltas por vuestros blogs y contemplando las cosas que habéis hecho durante vuestros días de asueto y no sabía como empezar mi entrada de hoy. Os preguntaréis ¿y tú qué has cosido? Aquí os enseño mis labores vacacionales:





No, no, que no he tenido problemas con blogger para subir la foto es que ¡¡¡no he cosido nada!!! Todo el verano diciendo que en agosto iba a coser esto y lo otro, que por fin podría terminar parte de lo que tenía empezado, que me iba a poner con el SAL de hardanger nuevo al que me había apuntado…. ¿para esto? Sí chicas, lo sé. Soy un desastre pero aprovechando el buen tiempo que nos ha hecho por el norte montamos una piscinita y nos dedicamos a la vida contemplativa del que no hace nada de nada. Sólo comer y dormir.




Me llevé de todo por si la moscas. Ya se sabe que la que es “hiperactiva” tiene que ir bien preparada no vaya a ser que le apetezca ponerse con el patchwork y no tenga telas por casa o que quiera hacerse un collar y no tenga cuentas de bisutería. No abrí ni las bolsas. Sólo la última semana, tras oir a mi madre decirme: “anda deja de fregar los platos y ponte con el hardanger a ver si me terminas las puntillas que empezaste el año pasado” (haciendo especial énfasis en el tiempo que hace que empecé esta labor), entonces me paré a pensar y efectivamente en septiembre empecé esas famosas puntillas que tenían que ser 6 y que yo aún iba por la cuarta. Me puse como loca y terminé la cuarta, empecé la quinta, hasta que me di cuenta de que no las iba a poder terminar porque ya me quedaban pocos días de vacaciones y lo dejé. Total no vuelvo al pueblo hasta Navidades asi que ya las terminaré en casa con calma.
Y este es el relato de mis labores. Ni fotos he hecho de la vergüenza. Para contentar a mi madre pusimos en su sitio 3 de las puntillas y ahora el mueble parece “cojo” porque le faltan otras 3. De ahí que no haya hecho fotos.
Eso sí, me lo he pasado divinamente comiendo, durmiendo, volviendo a comer, volviendo a dormir… Y ¿a que no sabéis que me encontré por el camino? Pues con 3 quilos de más que no sé de dónde han salido y como mi dieta estaba de vacaciones como yo ¡¡¡se han quedado conmigo!!! Ay hijas, que dura es la vuelta… Yo tengo depresión pero no postvacacional sino lechuguina porque desde que he vuelto no como otra cosa que ensalada de lechuga y ya me estoy volviendo de color verde. Es el castigo que me he impuesto a mí misma por comer sin miramientos y por dormir la siesta un par de horitas cada día en vez de ponerme a caminar. Sí, sí siestas de dos horas y eso durante 3 semanitas seguidas. Ahora que lo pienso… 3 quilos son pocos ¿verdad? Anda ya que le voy a dar la vuelta a la tortilla y en vez de deprimirme por los 3 quilos me voy a poner contenta porque ¡¡¡podrían haber sido 5!!! Si ya decía yo que mi metabolismo era especial. Y como mis vacaciones han sido exclusivamente gastronómicas os dejo con unas fotos de mis manjares.

  • Mariscada en Burela


  • Barbacoa en casa

  • Hornada de empanadas y pan casero

Aunque sigo algo apenada por no haber cosido nada estoy muy feliz de haber descansado tanto, de haber disfrutado 24h al día de mis dos amores, por el buen tiempo que nos ha hecho, por lo bien que se come en Galicia vayas a donde vayas... Eso sí, ahora toca coser un poco así que a ver si prontito puedo enseñaros alguna labor. Un beso enorme y yo a esperar la vuelta a casa por Navidad...




7 comentarios:

El rincón de Paloma. dijo...

Menudas vacaciones te has pegado guapa !!!! Pero como yo digo en casa si dormias es porque el cuerpo lo necesita, así que ahora ponte las pilas y no te agobies. ¿¿ Ya has empezado a trabajar ?? yo todavia estoy de vacaciones.Besos y nos vemos pronto por el hospital ji, jjjiji

Maggi Co dijo...

¿Después de vacaciones... qué???
Pues creo que toca trabajar, a no ser que seas una de las afortunadas que no tiene que hacerlo.

¡Feliz regreso!

Itsaso dijo...

Me alegro de que te relajaras tanto, al final, ¿qué son 3 semanas al año? se pasan volando y hay que disfrutarlas a tope, aunque sea durmiendo... jejeje...
Ya solo quedan 11 meses para las siguientes... ANIMO!!!

luisa dijo...

Eso son vacaciones!!! ahora no tienes excusa ......no hay estres, así que........a coser como una loca,jajajaja....queremos ver cositas,
A por cierto......yo me voy ahora,jijijiji(una pequeña maldad)

feliz regreso!!

besicos

Nanny en Bilbao dijo...

¡Ainss, no sabes cómo te entiendo!
Bueno, lo que dices: alégrate, que podían haber sido 5. O incluso más kilos, reina. Por que lo de estar al aire libre -la siesta no ha influido para nada- abre mucho, mucho el apetito. Y claro, ¡cualquiera le hace ascos al marisquito de la tierra, ni a la bbq al aire libre, ni al pan de mamá,....!.
En fin que yo, como damnificada del Cantábrico, te comprendo, apoyo y suscribo.
Lo siento por las puntillas de tu ama. Peeero debes ponerte las pilas y terminarlas ya. Que no queda ná pa Navidad.
La foto del conjunto de tus labores es una maravilla.
Besines, reina.

parkerazul dijo...

No has cosido nada. ¿cómo se te ocurre llevar tarea a las vacaciones?
Yo no me llevo ni vacaciones. Las reparto a lo largo del año. Una semana ahora, otra al mes que viene y así hasta que se acaban. Asi que tareas ninguna. Son vacaciones.
Y los kilitos, jajaja, bienvenida al club. Pero oye, que hasta el año que viene hay tiempo de rebajar.
Me alegro de que lo hayas pasado bien. Ahora, ya sabes, aguja, dedal y a recuperar el tiempo ganado tan merecidamente.

Un beso grandote.

Carolina dijo...

Pues si hija sí, viendo esas fotos.... tres kilos no son nada!!! jajaja...., en fin, no te martirices, las hay que no han ido aun de vacaciones y estan con otro tipo de depresión, como yo...

Un besito y bienvenida.