martes, 19 de julio de 2011

HACE DOS AÑOS...

... Que nació mi niña. Sí, gente sí. Ya han pasado dos añitos, con sus 365 días cada uno de ellos, pero han pasado tan rápido que parece que fue ayer cuando supe que estaba embarazada. Podría decir eso de que Enya nació después de los dolores pero como no tuve ninguno, gracias a la epidural que me pusieron en cuanto llegué al hospital, no puedo ni decirlo. No cambio ni ese momento ni ninguno de los minutos restantes de estos dos años por nada en el mundo. ¡¡¡Mi niña es lo más!!! Y como es lo más se merecía una gran fiesta con un pastel hecho por sus papis especialmente para ella. Su papi se encargó del bizcocho y su mami de la decoración. Este es el resultado...


Se me ocurrió adornarlo una vez colocado en la bandeja y como veis no me quedó muy pulido que digamos. Además una de las orejas me ha quedado un poco torcida pero la perfección no existe ¿verdad? El grito que ha pegado Enya al verlo ha sido monumental. Eso ha valido más para nosotros que todo el oro del mundo. Y os dejo con una foto de Enya con la corona que le han hecho en la guardería.


¡¡¡MUCHAS FELICIDADES MI VIDA!!! 

Un besazo y pronto volveré con cositas de patchwork que tengo para enseñaros. 


8 comentarios:

iherba dijo...

Espero que hayáis pasado un bonito día. Un besote grande

beatriz dijo...

La tarta no será perfecta según tú. Para mí es preciosa y rezuma AMOR por los cuatro costaos!!
Felicidades a Enya y los papis pasteleros!!

Mari dijo...

que reguapa esta la princesa, algo le has hecho, pq tiebne un poquito de enfado, no?? la tarta tiene una pinta.............
besos y disfruta cada momento de los siguientes 25 años........
Mari

corapensa dijo...

!Feliz cumpleaños a esa niña tan preciosa! y felicidades a la madre

maritza dijo...

Mónica, tu hija está preciosa!!!!!. Ya me imagino el grito que dio al ver esta tarta tan bonita. Es verdad que el tiempo pasa volando y lo bueno que es disfrutar cada hora del día con nuestros hijos. Un besote bien grande de mi parte para tu princesa.

Carolina dijo...

Felicidades para tu niña y también para tí por parirla con o sin dolor!!! jajaja...

Esa tarta es una maravilla, yo también habría pegado un grito al verla... que artista!!!

Besos.

parkerazul dijo...

Guapísima la nena, y la tarta para mojar.
Anda, no le pongas tantos reparos.
Yo siempre digo que para poner faltas están las vecinas, los de casa somos estupendos.
Así que esa tarta, insuperable, díle al Arguiñano que te haga una igual, a que no es capaz de torcer la oreja como has hecho tu? pues por eso.
Esta, la mejor. Y yo grito como Enya. Mmmmmmmm qué rica.

Felicidades a los papis, que a la niña seguro que le da igual.

Itsaso dijo...

Monica!! Pero cómo se me había pasado a mi esta entrada! Todavía no lo entiendo! La tarta está para comérsela y Enya más todavía! En una tarta hecha con tanto amor no se ven las inperfecciones, y estoy seguro de que a Enya le encantó. Dale dos tirones de oreja y un besazo de mi parte... y otro para la madre!